domingo, 23 de julio de 2017

Pulstar, el fraude de las bujías de tecnología de pulso.

#Pulstar, #bujías, #sparkplug, #plugs, #tecnologíadepulso, #cambiodebujías




#Pulstar, un fraude de bujías, sin chispa ni gracia. No existen los productos milagrosos. Si estás buscando unas buenas bujías para tu vehículo ni se te ocurra creer en las promesas fantásticas ni beneficios que la empresa te trata de presentar y vender: Es demasiado  fácil hacer dibujitos con el photoshop. El caso de las bujías Pulstar es un “bluff” o timo en toda regla: si quieres más chispa usa pedernal! 

Mi experiencia real (con avería crítica, con riesgo para el motor y provocando un incidente de peligro en la autovía) no tiene nada que ver con la presentación repetida que la empresa distribuye acerca de sus productos en la  web, en Youtube, o la que infiltra en los foros , haciéndose pasar incluso por usuario. Ni potencia, ni aceleración, ni consumo: todo igual que antes, menos el bolsillo y un pistón al borde de la ruptura. 

¿Si fuera un producto tan eficaz, porqué no lo usan las grandes marcas o aparece en competición cuando se buscan mejoras que arañen fracciones de segundo? ¿Porqué no están en las tiendas de recambios...? Si tienes ganas de pretendidamente mejorar, personalizar  o simplemente deseas sustituir o cambiar una bujía, guíate por el sentido común, no realices experimentos más que con gaseosa, que por algo están las recomendaciones de los equipos de ingeniería de los fabricantes de vehículos, para dejarlos redondos, sin que se pueda ir más allá sin que se resienta en algún aspecto. 

A mí casi me cuesta el motor... Te muestro la imagen de cómo quedó su “bujía de tecnologia de pulso”:





Apenas duró 1.100 kms: un estallido atronador en el motor,  con pérdida instantánea de potencia, y por fortuna tras una rápida reacción con la inercia alcancé el arcén y conseguir evitar ser arrollado por un camión al que acababa de adelantar y tenia justo detrás! Un susto estremecedor,  un rescate  de  grua y noche desasosegada en una pensión de pueblo. Visita a la mañana  siguiente a un concesionario oficial. Arranco para diagnosticar y me dice enseguida el jefe: “Para chaval, ya està: tienes una bujía rota... Cruza los dedos: hay que ver si ha quedado fuera o han caído fragmentos. Si han entrado algunos pedazos habrá que hacer motor”.



Roto además mi calendario y mis vacaciones... Monté pues un juego nuevo de bujías, más mano de obra. Pero lo que no tiene precio es el día de viaje perdido y una noche de insomnio con el qué le habrá pasado y con el qué me podría haber ocurrido...
Pero en el tema de garantías, la cuestión es que solo cubre a la propia bujía, no a los desperfectos o males que causase su uso normal. Además se cubren las espaldas indicando que deben ser montadas en un taller especializado y siguiendo ciertas instrucciones. Además, como la venta se hace por internet, los portes (gastos) de distribución van a tu cargo, tanto cuando las adquieres como cuando se retornan!


Dónde està el truco de la supuesta mejora!? Los estudios comparativos de vehículos “antes y después” están preconcebidos y expuestos con trampa, ya que el “antes” es con la bujía vieja y sucia, y el “ahora” con una nueva y limpia (sea de la marca que sea, todos ganan y nadie miente...) Igual cuando cambias un filtro de aire notas una mejora, siempre, pongas lo que pongas, y ahí el timo de los filtros deportivos. También experimentarás mejoras con el cambio de aceite, o con unos nuevos amortiguadores... Y lo peor, nosotros mismos: cuando cambias cualquier cosa, las ansias o expectativas de que se produzcan los efectos prometidos y propician una sensación subjetiva o proyección psicológica que nos lo confirma. El negocio del tunning reside aquí en gran parte. 




#Pulstar son bujías sin calidad maquilladas con mucho marketing y diseño web. No pongas en riesgo tu motor ni en juego tu vida. Bujías Pulstar, son un bluff en toda linea,  no caigas en el engaño !!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario